Literator, literatura contemporánea
Novelas, prosa, cuentos, poemas, ensayos, libros,
artículos periódisticos, columnas, blogs, talleres de literatura

Escritor - Literato  
Gerardo Oviedo  
correo: ge-o@literator.de
 
 
Columna de Gerardo Oviedo Crónicas del zócalo del DF
publicada en el periódico nacional La Jornada - Día 43
     
     
lunes 11 de septiembre de 2006
   
     
Crónicas del zócalo del DF    
     
     
Día 43    
     
Gerardo Oviedo    
     

Como si “fuera el lanzamiento de un cohete acercándose en cuenta regresiva a su despegue: día 10... 9... 8... 7... 6...”, la Convención Nacional Democrática avanza como máximo instrumento para transformar la vida política de México para este 16 de septiembre, porque es “histórica y de una trascendencia nunca antes vista”. Se da cuenta del “carácter ciudadano y pacífico” del movimiento de resistencia civil convocado por Andrés Manuel López Obrador. De los cinco puntos expuestos por el ahora “presidente legítimamente electo y no ese pelele de Fecal”: 1) Combate a la pobreza y a la marginación, ya que “sin justicia no habrá garantías de seguridad ni tranquilidad para nadie. Tampoco habrá paz social. La paz es fruto de la justicia”. 2) Defensa del patrimonio de la nación: Pemex, Comisión Federal de Electricidad y la defensa de la educación pública y gratuita en todos sus niveles escolares. 3) Hacer valer el derecho a la información veraz y objetiva. 4) Erradicar la corrupción y la impunidad, porque tiene “que castigarse a quienes cometen abusos desde el poder y despojan de su patrimonio a los mexicanos”. 5) Una renovación tajante de las instituciones públicas del país, ya que “no estamos dispuestos a permitir que la política hacendaria y fiscal se aplique sólo en beneficio de banqueros y de traficantes de influencias. Ya no estamos dispuestos a permitir que la Suprema Corte esté al servicio de potentados y se proteja a los delincuentes de cuello blanco”.

Del argumento central que plantea: “¿Quieren que nuestro movimiento se convierta en una coordinación de resistencia civil o quieren un gobierno legítimamente y legalmente constituido por la voluntad popular?”. Y cada vez que pregunta Andrés Manuel López Obrador durante las asambleas informativas, recibe un ineludible y contundente: “¡Presidente! ¡Presidente!”

Porque una cosa se ha materializado desde el principio en los campamentos de resistencia civil pacifica en el zócalo capitalino y alrededores: “Calderón va a caer, el pelele mayor no va a poder gobernar el país”, ya que, en palabras del propio Andrés Manuel López Obrador, “la única salida, el único diálogo que se podía dar con el candidato de la derecha, era que aceptara el conteo del voto por voto, casilla por casilla... que se limpiaran las elecciones... para que así hubiera armonía entre los mexicanos”, bajo el principio de “equidad, certeza y legalidad”, porque esta lucha es por “la democracia, la libertad y la justicia”.

Y tiene razón, nadie quiere a Fecal, salvo los que “tienen intereses comprometidos con los grupos de la derecha, pero a la hora de cobrar facturas a ver con cuántos se queda”. Y Felipe Calderón anda “a salto de mata”, como dice Jesús del Ángel, ya que entra por “puertas traseras”, como lo hizo durante la entrega de constancia de presidente electo en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Anda en helicóptero, y el más reciente caso “de un Fecalito que en Morelia no pudo presentarse a un evento (sic)”.

Además, durante la asamblea extraordinaria del domingo 10 de septiembre Andrés Manuel informó que ya se han inscrito “550 mil delegados para la CND” y que se podría estar planteando la formación de “un nuevo constituyente” que transforme las instituciones del país, que si la CND decide que el movimiento de resistencia civil pacífica se transforme en gobierno, entonces se protestará por la usurpación y se llegará a una desobediencia civil permanente en “respuesta al hampa de la política”, y Andrés Manuel concluye esta parte con un: “Tengan para que aprendan”. Tengan para que aprendan a respetar la voluntad del pueblo de México. Y expone que en los pueblos indios de México se utiliza para despedirse: “Buen camino... vamos por buen camino”.

Beatriz Juárez Ramos, poblana que vino por primera vez a los campamentos, confió: “Por cuestiones de trabajo no había podido venir a los campamentos; ahora que tengo la oportunidad de estar aquí me doy cuenta de cuánto han desvirtuado este movimiento los medios de comunicación, pues es mentira que por los campamentos se vean disminuidas las ventas, que las calles estén sucias, que haya gente violenta dirigiéndolos; al contrario, todo aquí es algarabía, y me pregunto: ¿eso es malo?, ¿es pernicioso admirar a los artistas creando y deleitarnos? Me da mucha pena que todos los que están en contra de esta lucha se obstinen en querer hacer de nosotros una sociedad inhumana, insensible; ellos son los que quieren dividir al país. Todo es mentira, la ciudad de México se ve más alegre con aquellos corredores culturales. Pero aun con todo esto la impotencia me gana cuando por los medios sólo nos llenan de basura, desinformándonos, haciéndonos creer que todo aquí es un caos.” Y la tarde se le pinta de música, de reggae revuelto con ska en avenida Madero, pues ahora ya es partícipe de la historia, porque para ella lo más importante es el “bienestar de todos”.

Rodolfo Castillo Gutiérrez, originario de Santa Isabela Tenayuca, cabecera municipal de Juan N. Méndez, explica que vino a los campamentos para llevarse 300 acreditaciones para “los delegados de la CND” de esa región poblana porque: “a la gente ya no es tan fácil controlarla; ahora la gente ya piensa, a pesar de los medios d comunicación que predominan en la región, pues generalmente son los que están en contra... de este movimiento... bueno, las acreditaciones para la Convención Nacional Democrática se han estado llevando de una forma, pues, voluntaria. Las personas que supuestamente van a venir solas han pedido la acreditación, inclusive no pertenecen a ningún partido... no son perredistas. Hay de varias ideologías. Sí, lo que les interesa es la no imposición porque todos comentan y las personas que han comentado preguntan, ¿verdad que la culpa la tuvo Fox? ¿Verdad que la culpa la tuvo Fox? Pero por qué si aquí ganó (AMLO), entonces si en todos lados ganó, ¿por qué dicen que perdió?”.

Y nadie cree que Calderón sea el presidente electo de México: “Haremos todo para tirarlo”, como los organizadores de un tráiler que dio varias vueltas al zócalo capitalino, donde transportaban una guillotina “hecha y derecha, hasta con la navaja bien afilada”, donde se leía, como si fueran los tiempos de la Revolución Francesa: “Para el usurpador”, y una serie de cabezas cercenadas de cochinos aparecían clavadas en estacas como una premonición: “Aquí estará la cabeza de Fecal este 16 de septiembre”. 4... 3... 2... 1... ¡Viva México!

   
     
     
     


   
   
© Todos los derechos inclusive los de autor recaen en los autores
   


Literator http://www.literator.de
Literatura contemporánea Sugerencias, comentarios...a:
http://literator.de contacto-literat@literator.de
   
  © 2004-2010 Literator.
Todos los derechos reservados. All rights reserved