Literator, literatura contemporánea
Novelas, prosa, cuentos, poemas, ensayos, libros,
artículos periódisticos, columnas, blogs, talleres de literatura

Escritor - Literato  
Gerardo Oviedo  
correo: ge-o@literator.de
 
 
Escuela de Escritores en Puebla
10 de julio del 2008
Columna del escritor Gerardo Oviedo
El sonido y la furia
publicada en el periódico El Cambio
     
Gerardo Oviedo    
     
ESCUELA DE ESCRITORES EN PUEBLA
   
     

a los abajo firmantes por la creación
de la Escuela de Escritores de Sogem

   
     
     

Nunca me he dejado impresionar por la administración de las instituciones que nos gobiernan. Para eso se les paga con nuestros impuestos y esa es su función. Mejorar la calidad de los ciudadanos a través de programas e instrumentos para el bienestar de la comunidad. Hoy debo confesar que me alegra sobremanera que la escuela de Escritores de la Sociedad General de Escritores de México (Sogem) abra de nueva cuenta sus puertas en Puebla Capital a iniciativa del Instituto Municipal de Arte y Cultura (Imacp). Era necesario. Era urgente. El talento se encuentra en todas partes, el problema, y esto enfocado a la creación literaria, es que los interesados no tienen los suficientes mecanismos para desarrollar su quehacer artístico tanto en aprendizaje como en publicaciones.  La academia es indispensable, sí, pero en la misma medida también lo es escuelas especializadas donde surjan los nuevos talentos y se les impulse con soltura y no con la rigidez que muchas veces el proceso universitario realiza. Que un escritor experimentado dé herramientas a otro que apenas comienza es extraordinario. El talento y la inteligencia no se pueden transmitir, de eso no me cabe la menor duda, pero sí la cultura y los atajos literarios. Al fin, el axioma de la Escuela de Escritores es: Talento y disciplina.  Celebro que el Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla, con Pedro Ocejo a la cabeza y Beatriz Meyer, el cabildo, con Jaime Cid, el municipio de Puebla, con Blanca Alcalá y la Sogem, con Víctor Hugo Rascón Banda y Teodoro Villegas, hayan firmado este convenio para beneficio de la literatura, no sólo poblana, ni mexicana, sino mundial que ese es el fin universal de nuestro arte. Y entre más escuelas de artes existan habrá siempre mayor pluralidad de artistas y sus visiones. Porque yo estoy plenamente convencido que sí se pude enseñar a escribir. ¡Claro que sí! Como también a leer y a pensar. Aquí el cuento de una jovencita escritora poblana, con apenas 15 años, Andrea Rivas y quien tiene escrita ya su primera novela:
 
 

LA CIUDAD DE LOS SUEÑOS
por Andrea Rivas
 

Las estrellas brillaban en lo alto del cielo mientras Alicia y Frank miraban la ciudad.
Era uno de esos días en los que todo está al revés.

Literalmente.

El cielo turquesa estaba manchado de púrpura.

Los árboles, con su brillante follaje naranja, cubrían las calles de miel.

La lluvia de chocolate hacía que los coche-anfibios se detuvieran en el tráfico de gorilas enfurecidos.

Las princesas mágicas aspiraban sus perfumes florales y soñaban con la luna.

Y el mono gobernador disfrutaba alegremente de su cerveza de plátano y sus cacahuates.

—Deberíamos poner orden a todo este revuelo —observó Frank admirando los enormes edificios de colores.

—Estoy de acuerdo, esto está demasiado fuera de lugar… ¿Qué se te ocurre que hagamos? —inquirió Alicia.

—Éste... —tomándose su tiempo, le dio una larga bocanada a su cigarro y dijo—: Llamemos a don Franco.

Los dos muchachos caminaron entre el revoltijo de miel y chocolate, y, tras evadir a un gorila especialmente enojado, llegaron a casa de don Franco.

—Queremos que nos ayude a solucionar esto, nada está en su lugar, y todo es demasiado extraño —pidió Alicia.

—¿Por qué les preocupa tanto a ustedes dos, qué tan extraño esté todo? Alicia, mira tu cabello, lo teñiste de azul para que se viera fuera de lo normal. Frank, siempre lees cómics… ¿No les gusta la fantasía? Creí que lo que mejor hacían era soñar…

—Sí, sí, así es… —respondió Frank—, sin embargo, cuando todo es un sueño, no podemos soñar más…
—Así que quieren que todo vuelva a ser como antes…

—¿Puede ayudarnos? –preguntaron los dos jóvenes, mirando ansiosos al otro.

—¡Puedo...! Cierren los ojos.

Los dos muchachos sonrieron e hicieron lo que don Franco dijo.

Sintieron un remolino que los jalaba y daba vueltas y vueltas y... se detenía.

A lo lejos una voz habló:

—Despierten.

Miraron a su alrededor, y con asombro descubrieron que todo era de nuevo real.

Los gorilas enfurecidos del tráfico, ahora eran taxistas y señores energúmenos tocando las bocinas y gritando groserías por doquier.

La lluvia de chocolate desapareció, sin embargo, en su lugar aparecieron ríos enormes de agua contaminada que brotaba de las atarjeas, y los taxistas hacían esfuerzos inútiles para que sus autos se transformaran en barcos y no se quedaran parados en medio del tráfico y la lluvia ácida.

Las princesas mágicas dejaron sus perfumes, y los cambiaron por unos verdes churros de marihuana e ilusión.

El cielo morado, cambió a ser un gris triste, cubierto por el smog. Los árboles naranjas de miel desaparecieron, dejando sólo una fábrica de la cual brota humo, y una selva de pavimento y contaminación.

Y el mono gobernador ahora… Bueno, siguió siendo igual de mono y, para desgracia de la sociedad, también gobernador, sin embargo ya no había cerveza ni plátano, ni tampoco cacahuates; había coñac, dinero robado y una llamada de un empresario corrupto.

Alicia y Frank se miraron, y decidieron volver a dormir… cayeron en la cuenta de que finalmente la realidad no está tan lejos de la fantasía; todo es cuestión de saber soñar.

 
 
EXTRA: También comenzaron los cursos en la Casa del Escritor. Periodismo con Javier Palou, viernes a las 6 pm y el Taller de Novela con tu servidor, inscríbete, todos los lunes a las 5 pm. No dejes de visitar mi blog: http://taller-de-novela-de-gerardo-oviedo.blogspot.com/ y felicidades a Páramo por su cumpleaños.

   


   
   
© Todos los derechos inclusive los de autor recaen en los autores
   


Literator http://www.literator.de
Literatura contemporánea Sugerencias, comentarios...a:
http://literator.de contacto-literat@literator.de
   
 

© 2004-2010 Literator.
Todos los derechos reservados. All rights reserved