Literator, literatura contemporánea
Novelas, prosa, cuentos, poemas, ensayos, libros,
artículos periódisticos, columnas, blogs, talleres de literatura

Escritor - Literato  
Gerardo Oviedo  
correo: ge-o@literator.de
 
 
Golpe de Estado
29 de agosto del 2006
Columna de Gerardo Oviedo
El sonido y la furia
publicada en el periódico El Cambio
     
     
     
     
GOLPE DE ESTADO    
     
Gerardo Oviedo    
     
     
     

“Dictadura: Sistema de gobierno
en el que lo que no está prohibido es obligatorio.”
Enrique Jardiel Poncela

   
     

Un golpe es, entre muchas variantes, un infortunio o desgracia que acomete de pronto. Y si es de estado se acredita como: “actuación violenta y rápida, generalmente por fuerzas militares o rebeldes, por la que un grupo determinado se apodera o intenta apoderarse de los resortes del gobierno de un estado, desplazando a las autoridades existentes.” Ahora, ¿cómo se determina un golpe de estado fraguado desde el mismo estado?  

            Cuando Francisco I. Madero exilia a Porfirio Díaz con el “sufragio efectivo, no reelección”, este es escoltado por Victoriano Huerta al puerto de Veracruz para que suba al barco Ipiranga y así huir a Europa. Madero ocupa la presidencia y, después, ser asesinado por su propio subordinado Victoriano Huerta, jefe de su ejército.

            En la década de los setenta, en el cono sur americano surgen varios estados golpistas: En Chile es electo Salvador Allende como presidente por la alianza socialista Unidad Popular en 1970. Y tres años después, un golpe de estado lo asesina en el Palacio de la Moneda auspiciado por el comandante en jefe de las fuerzas armadas chilenas: Augusto Pinochet, quien se sumó a este plan militar luego que el presidente Allende le dijera que estaba dispuesto a someter su mandato a un plebiscito con su pueblo.

            Unos años después, en 1976, Jorge Rafael Videla, comandante supremo de las fuerzas armadas de Argentina derroca a Isabel Perón, creando una junta militar que haría de ese tiempo uno de los más oscuros de su historia: desapariciones y el asesinato de decenas de miles de argentinos por motivos ideológicos, políticos y sociales. Secuestros, torturas y otras violaciones sistemáticas a los derechos humanos que se catalogaron como “terrorismo de estado”. (Ahí surgiría el movimiento de las madres de la plaza de mayo que buscaban a sus hijos desparecidos y que actualmente muchos casos no han encontrado resultados).

            En 1936 en España el general Francisco Franco (después autoproclamado generalísimo de los ejércitos españoles) junto con otros se lanzan para iniciar la guerra civil española y Franco como jefe del Gobierno del Estado Español, quien asumirá todos los poderes del nuevo Estado. Periodo donde sería asesinado el gran poeta español Federico García Lorca. Intelectuales de todo el mundo se levantan contra este naciente Franquismo y se unen a la lucha en defensa de la Segunda República Española, pero a la postre la fuerza de las armas se impondrían ante la fuerza de la razón, entre ellos estaría André Maralux, George Orwell, Max Aub, Rafael Alberti, Miguel Hernández, Antonio Machado, León Felipe, Luis Cernuda bajo el argumento que el fascismo siempre lleva a la hecatombe (Ver como ejemplo la II guerra mundial y sus adalides: Hitler y Mussolini).

En México, después que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ha dado luz verde para que Felipe Calderón llegue a los Pinos, un candidato que se caracterizó durante toda su campaña como “De manos limpias pero duras”. Un hombre que aplicará firmeza ante lo que considera violento, renegado, diferente, con pluralidad.

En un análisis anterior a esta columna se había mencionado que él se había encargado de polarizar a la sociedad mexicana, con un maniqueísmo entre lo que era un peligro para México y la salvación que él representaba como punta de lanza. Cabeza de un grupo catalogado de derecha por la usurpación de atributos, como es el control de los medios de comunicación, sectores estratégicos por la carga de manipulación que pueden ejercer sobre una gran parte de la población mexicana. De derecha porque representa los intereses económicamente más poderosos, más conservadores y que mantienen ligas económicas e ideológicas con la parte más reaccionaria de la iglesia católica mexicana.


Un golpe de facto es un golpe de hecho que ejerce un control sobre las instituciones que dejan de ser democráticas y se convierten en meras subsidiarias de los deseos y caprichos de quien ejerce el poder, en otras palabras, México ha tenido un gobierno de Facto desde que el General Lázaro Cárdenas dejará el poder al principio de la década de los cuarenta.

            La supuesta transición democrática del año 2000 significó la esperanza de millones de mexicanos que creía en un proyecto de nación acorde a sus necesidades: como el combate a la pobreza, a la marginación, el rescate de los sectores estratégicos del país para volverlos instrumentos de desarrollo social como era la no privatización de PEMEX y de la Comisión Federal de Electricidad. De una revisión exhaustiva del Tratado de Libre Comercio para evitar el deterioro de los sectores productivos, como eran las pequeñas y medianas industrias que se vieron avasalladas por el poderío económico de los socios comerciales del norte.

Pero nada de esto sucedió, al contrario, el análisis del sexenio foxista arroja resultados magros y, en la mayoría de los casos, contrarios a las propuestas de campaña con las que el entonces candidato Fox planteó para que México creciera económicamente al 7%.

 
Hoy, como si fuera una reminiscencia de aquellos días previos a la decena trágica de 1913, México se encamina a la tercera República Simulada, ya que la primera comprende el periodo priista de 1940 al año 2000; la segunda, “foxilandia” del 2000 al 2006 (recuérdese que en esas elecciones el arrastre de Vicente Fox fue el que dio el triunfo al PAN) y ésta la tercera (la derecha radical encabezada por el autodenominado grupo del Yunque) que indefectiblemente será consumada cuando se le dé la constancia de presidente electo a Felipe Calderón por parte del Tribunal Electoral. Tercera república que conllevará, como históricamente sucede cuando un golpe de estado se impone, un agudo y rápido deterioro del tejido social: (teóricamente habrá muchos Atencos que sumados con otros movimientos sociales desembocarán ineludiblemente en un estado de sitio, lo cual anulara las garantías individuales y, como en los casos referidos anteriormente, el toque de queda será la herramienta para que la usurpación vele por sus intereses). Republica simulada que comenzará con un golpe de estado fraguado desde el interior mismo de la institución presidencial y encabezado por el mismo jefe del estado mexicano con alianza por una cohorte de políticos adheridos al entramado económico del candidato de derecha: El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, la Suprema Corte de Justicia de la Nación y la iniciativa privada, que ha sido el principal motor de esta polarización entre la sociedad mexicana mediante el discurso de imagen y sonido recalcitrante. Entonces México inaugurará para la historia, la primera dictadura latinoamericana del siglo XXI: La resistencia civil pacifica intentará ser acallada mediante el único canal que ha expuesto Felipe Calderón: Mano dura, cerrazón ideológica y dogmatismo pragmático: Ante la falta de fe, el garrote. Como se está danto está secuencia histórica Felipe Calderón sustituirá a un gobierno de facto por un golpe de estado institucional.

   
     


   
   
© Todos los derechos inclusive los de autor recaen en los autores
   


Literator http://www.literator.de
Literatura contemporánea Sugerencias, comentarios...a:
http://literator.de contacto-literat@literator.de
   
  © 2004-2010 Literator.
Todos los derechos reservados. All rights reserved