Literator, literatura contemporánea
Novelas, prosa, cuentos, poemas, ensayos, libros,
artículos periódisticos, columnas, blogs, talleres de literatura

Escritor - Literato  
Gerardo Oviedo  
correo: ge-o@literator.de
 
 
Obra en una sola parada
22 de agosto del 2008
Columna del escritor Gerardo Oviedo
El sonido y la furia
publicada en el periódico El Cambio
     
Gerardo Oviedo    
     
OBRA EN UNA SOLA PARADA
   
     
     
     

a Vinik por sus 14 años recién cumplidos.

   
     
     

La siguiente escena se desarrolla en medio de un cuadrilátero de box donde un Boxeador olímpico está tendido en la lona después de un KO. Tiene varios cortes en la cara y de la nariz y boca brota sangre. La multitud ruge. Se acerca el Entrenador, la Esposa del Boxeador y un Directivo.  

ESPOSA: ¿Está vivo?
ENTRENADOR: Ummmm... no lo sé.
DIRECTIVO: Pues pícale las costillas a ver si se mueve.
ENTRENADOR: ¿Me escuchas, campeón?
DIRECTIVO: ¿Se me hace que nomás se hace el muerto?
ESPOSA: Déle más fuerte, entrenador. Así...
BOXEADOR: Ay.
ESPOSA: ¿Estás bien, mi vida?
BOXEADOR: Ay, ay.
ENTRENADOR: El sustote que nos diste, campeón.
BOXEADOR: ¿On toy?
ESPOSA: Me prometiste que no ibas a perder esta pelea, mi vida.
DIRECTIVO: Espero que éste no sea el fin de tu carrera deportiva.
BOXEADOR: ¿Cocha pasa?
ENTRENADOR: ¿Te haces wey o qué?
ESPOSA: Estás aquí, mi amor. Y perdiste feo... te dieron hasta por debajo de la lengua.
ENTRENADOR: Carajo, le hubieras metido aunque sea uno solo.
BOXEADOR: Ay... Pero si le metí varios
ESPOSA: No es cierto, mi amor, nadie vio nada.
DIRECTIVO: Eso no importa, el comité levantará una enérgica protesta.
ESPOSA: ¿Protesta?
DIRECTIVO: Ajá, por rudeza innecesaria del oponente.
ENTRENADOR: Ojalá, pero de todas maneras te faltaron webos, campeón.
BOXEADOR: Pero si me partí el alma aquí dentro... ay...
ESPOSA: ¡Pues te faltaron, mi amor!
DIRECTIVO: Porque esto se llama robo aquí y en China. Tenían que haber descalificado al cabrón tren que te arrolló. Te tupió duro y sabroso.
ENTRENADOR: Y así no vamos a llegar a ningún lado, ¿lo entiendes?
BOXEADOR: ¿Llegar a dónde? Ay...
ESPOSA: ¿No lo entiendes, mi vida? Casa, coche, viajes, una linda vajilla y un perro, como el de la piruja cubana de la tele. ¡Pero todo eso se acabó! Snif.
DIRECTIVO: Y no hay que olvidar la gloria para el país. Eso, no tiene precio.
ENTRENADOR: Y todo para qué. Tiempo perdido. Me hubiera ido a entrenar al pajarito Hernández, chiquito, pero picoso.
BOXEADOR: Creo que me rompieron una costilla. ¡No puedo respirar bien!
ESPOSA: ¿Todavía está vigente tu seguro de vida, mi amor?
DIRECTIVO: Se me está ocurriendo una buena idea para todos... Murió por la patria.
ENTRENADOR: ¿Murió por la patria? ¿Sería como un mártir, no?
BOXEADOR: ¡Me falta el aire! Ay...
ESPOSA: ¿No te acuerdas de cuánto era, mi amor? ¿Cien mil dólares o pesos?
DIRECTIVO: Hasta podríamos hacer una película de su vida: “Hasta el último aliento”
ENTRENADOR: ¿Entonces que hacemos?
BOXEADOR: Llamen al doctor, me duele mucho...
ESPOSA: Échenlo a un volado entre ustedes dos. Yo soy mujer y tengo menos fuerza.
DIRECTIVO: Como miembro honorario y supernumerario, te ordeno que tú lo hagas.
ENTRENADOR: ¿Y yo por qué?
BOXEADOR: ¿Hacer qué?
ESPOSA: ¡Ya te estoy extrañando, mi vida!
DIRECTIVO: ¡Pero ya, que no tengo todo el tiempo del mundo! ¡Soy un hombre ocupado!
ENTRENADOR: Ok, pero agárrenle las piernas y los brazos, para que no pataleé demasiado.
BOXEADOR: ¿Qué me van a hacer?
ESPOSA: Les diré a los niños que fuiste un padre ejemplar y un buen esposo. Ay, mi vida, como te voy a extrañar.
BOXEADOR: ¡Aggggg...!
DIRECTIVO: El país entero te extrañará, pero de hoy en adelante, juro por el comité, que lucharé con todas mis fuerzas por honrar tu memoria. Habrá monumentos. Y homenajes. Hasta estoy pensando en un campeonato con tu nombre.
ENTRENADOR: Sosténganlo más fuerte. ¡Qué no se mueva tanto!
ESPOSA: Espero que el comité no se olvide de sus hijos.
DIRECTIVO: Claro que no, señora, le enviaremos una placa conmemorativa... Pero sosténgale bien esa pata, que aún se mueve.
ENTRENADOR: Serás una gloria nacional, a pesar de haber perdido tu más grande pelea.
DIRECTIVO: Incluso una calle podría llevar su nombre... se acuerdan de ese británico Johnny Owen que peleó con Lupe Pintor, hasta tiene una escultura de bronce...
ESPOSA: ¿Sigue vivo?
ENTRENADOR: Ummm... yo creo que no.
DIRECTIVO: Pues pícale las costillas a ver si se mueve...
ESPOSA: ¡Ay, mi vida! ¡Cómo te voy a extrañar!

La multitud ruge.

 
 
EXTRA 1: Felicidades a Guillermo Pérez por ganar una medalla de oro. Pero que vergüenza para todos los medios de comunicación, directivos y sanguijuelas, que se han colgado esa medalla. Este triunfo es sólo de uno solo. EXTRA 2: Jamaica, un país chiquito, mandó a las Olimpiadas mucho menos competidores que México y tiene cuatro veces más medallas. EXTRA 3: Instrucción única por si eres levantado por el crimen organizado: Implora a tus captores que no tiren tu cabeza muy lejos de tu cuerpo, para que cuando te entierren, te entierren completo. EXTRA 4: La vestimenta y la inteligencia de la iglesia católica tienen una relación matemática: Entre más larga la falda, más corta la tienen. EXTRA 5: Que pena la condena a Ignacio del Valle, 45 años más 67 que ya tenía. ¡El país imaginario de Ionesco está superado por éste! EXTRA 6: A 40 años de la primavera de Praga. A 40 años del 68 en México: Olimpiadas y Matanza. ¿Y en qué hemos avanzado?, sólo en velocidad, ahora los 100 metros se corren en 9.69 segundos. EXTRA 7: Felicidades a mi sobrinito Vinik. 14 años y es como estar navegando en el aire sin despegar los pies de la tierra. Un abrazototote con mucho cariño.  

   


   
   
© Todos los derechos inclusive los de autor recaen en los autores
   


Literator http://www.literator.de
Literatura contemporánea Sugerencias, comentarios...a:
http://literator.de contacto-literat@literator.de
   
 

© 2004-2010 Literator.
Todos los derechos reservados. All rights reserved