Literator, literatura contemporánea
Novelas, prosa, cuentos, poemas, ensayos, libros,
artículos periódisticos, columnas, blogs, talleres de literatura

Escritor - Literato  
Gerardo Oviedo  
correo: ge-o@literator.de
 
 
Sobre la marcha
30 de enero del 2007
Columna de Gerardo Oviedo
El sonido y la furia
publicada en el periódico El Cambio
     
     
     
     
SOBRE LA MARCHA    
     
Gerardo Oviedo    
     
     
     

a la musarañita

“Trabajadores hambreados de México, uníos,
 o nos morimos de hambre”

   
     
     

Hoy miércoles se llevará a acabo una marcha en contra de la carestía convocada por diversas organizaciones sindicales, sociales y por la Convención Nacional Democrática y en contra de la política económica de Fecal el Espurio. Algunas de estas organizaciones condicionaron su participación sólo si Andrés Manuel López Obrador no asistía a dicho evento y mucho menos fuera uno de los oradores. Estas organizaciones sindicales siempre se han caracterizado por tener líderes charros quienes usufructúan el trabajo de millones de obreros y campesinos que están sumidos en la miseria. En vez de sindicatos de trabajadores, su comportamiento parece más apegado a los lineamientos del club de industriales o de alguna cámara empresarial. Para que en verdad México avance se necesita desterrar del gremio de los trabajadores lideres que sólo velan por su propio interés y el de nadie más. La marcha partirá en el D.F. del Ángel de la Independencia hacia el Zócalo capitalino. Aquí en Puebla, diversas organizaciones han convocado a las 5 de la tarde en el gallito del paseo Bravo. Veremos que tanta indignación se puede sumar por el incremento a la tortilla y en contra de la miseria y el abandono.
 
CASTAÑEDA (PARTE 15)

El edificio del CISEN era grande y parecía blindado. Tenía unos agentes apostados en el acceso y dos patrullas custodiaban desde la esquina. Castañeda entró al estacionamiento con una acreditación de la secretaría de gobernación. Lo revisaron con un arco magnético mientras depositaba sus llaves y el teléfono celular en una canastilla. Luego entró por una puerta metálica hacia un corredor largo que tenía muchas puertas. Llegó al final y bajó por unas escaleras hacia otro pasillo que conducía a unas galeras que se subdividían en pequeñas oficinas donde se miraban a varios agentes trabajando. Pasó de largo hasta llegar a una puerta que a su vez tenía otra escalera. Bajó cruzándose en el camino con un agente que tenía un corte militar. 
                —¿Otra vez por aquí, Castañeda? —le dijo el agente.
                —Ya ves, la chamba es la chamba y ni modo.
                —Ah, qué caray. Nos vemos después, me dio gusto saludarte.
                —A mí también.
                Castañeda continuó con el descenso y llegó hasta una puerta de aluminio con cristales. La abrió y entró. El lugar tenía clima artificial y estaba frío. Él sabía que las máquinas se conservaban mejor en ese tipo de ambientes. Se hubiera traído una chamarra si lo hubiera sabido. Varios agentes estaban sentados en cubículos individuales frente a monitores de computadora perfectamente arropados. Castañeda buscó uno que estuviera vacío y se dirigió hacia uno que estaba a su derecha. Se sentó frente a una pantalla que centelleaba el logotipo del organismo gubernamental.  Tecleó su login secreto: Spartako para continuar con su password: ***********.  Luego la máquina le pidió que ingresara su nip confidencial: 5748294875924874. Cuando finalizó le dio enter y se abrió una pantalla con varias opciones. Eligió la de buscar información. Se abrió otra pantalla donde había un formulario para ser llenado. Escribió en los espacios en blanco: Nombre: Elena García Fuentes. Ocupación: Reportera. Tanto el de nacionalidad como el de la edad y sexo los dejó en blanco. Sólo llenó el espacio correspondiente al trabajo: El Imparcial. Dio enter y esperó. Un momento después aparecía una ficha junto con una fotografía que Castañeda identificó de inmediato. Comenzó a leer: “Nombre: Elena García Fuentes. Nombre real: Obdulia Torres Pérez. Fecha de nacimiento: 6 de septiembre de 1982. Lugar: México, D. F. Padre: Obdulio Torres Higueras fallecido a los 31 años en la explosión de San Juanico Ixhuatepec. Madre: Delfina Pérez Trigales, fallecida mismo lugar. Hermanos: Romualdo Torres Pérez, 7 años, fallecido. Jazmín Torres Pérez, 5 años, fallecida. Perfecto Torres Pérez, 4 años, Fallecido.  Obdulia Torres Pérez (Alias: Elena García Fuentes) única sobreviviente de una casa ubicada en Constitución 34, en San Juanico Ixhuatepec, propiedad de los abuelos, también fallecidos en el mismo siniestro. Se le cambió el nombre en el hogar para niños huérfanos a cargo del tutor Edgardo Paz Bolaños por el de Elena García Fuentes para evitar indemnización por parte del gobierno federal.  Suponemos que su nombre se deriva de dos libros que se encontraron a la muerte del tutor en el temblor de la ciudad de México el 19 de septiembre de 1985 cuando se hospedaba en el hotel Regis con una señora que no era su esposa. Libros encontrados entre sus pertenencias: Las dos Elenas del escritor mexicano Carlos Fuentes y El amor en los tiempos del cólera, del escritor colombiano radicado en México Gabriel García Márquez, alias Gabo, de tendencia socialista y revolucionaria. Elena García Fuentes cursó sus estudios en la primaria: Lorenzo de Bouturini, con promedio general de 9.8. Secundaria: “Alfonso Caso” con promedio general de 9.9 Nota: en tercer año tuvo problemas con la maestra de civismo Graciela Avellaneda Saldívar por cuyo motivo no alcanzo el 10 de calificación. Bachiller: “Jaime Nunó” Incorporado a la UNAM. Promedio general: 10. Etapa aplicada y tímida. Universidad: UNAM, carrera: ciencias de la comunicación: Promedio general: 10. Mención honorífica. Cum laudem. Título de su Tesis: “Las estrellas en los medios de comunicación y su impacto en la vida social del mexicano”. Ver tesis. Trabajos: De los 4 a los 6 años pedía dinero en la calle. De los 7 a los 9 vendía dulces en la escuela bajo la tutela de la señora Carranza, su tutora. 13 a 15 años: empleada doméstica de la misma señora Carranza. De los 16 a los 18 años lavaba ropa ajena en la misma casa de la señora Carranza. De los 19 a los 20 años: correctora de estilo particular y lavandera a domicilio. 21 años etapa de independencia: abandona la casa de la señora Carranza y se va a vivir a un cuarto de huéspedes donde renta por 320 pesos mensuales sin alimentos. Ofrece sus servicios como lavandera y costurera a cambio del alimento. Le ofrecen la mitad y trabaja el doble. 22 años: solicita entrar a Televisa pero es rechazada por insultar al evaluador. 23 años: consigue empleo en el periódico tendencioso el Imparcial al mismo tiempo que se cambia a un departamento de azotea en la calle de Puebla # 7 colonia Roma. Jefe actual: José Bretón. Trabaja en la fuente política de la cámara de senadores. Número de reportajes a la fecha: 17.  Ver lista completa de reportajes. Amistades: 0 Conocidos: 2 Carlos Orozco, camarógrafo de Telecultura. Nora Kauffman (alias la vaca loca), reportera de la Gaceta Oficial del Congreso de la Unión. Relaciones sentimentales: 0. Mascotas: 0. Análisis temporal: Sujeto no peligroso.”
Castañeda cerró el programa después de buscar unos datos más sobre algunos de los nombres que aparecían en la ficha de Elena. Luego se levantó al tiempo que estornudaba. El frío comenzaba a hacerle estragos en el cuerpo. Salió a eso de las tres por el mismo camino.

—Está limpia —dijo Castañeda al señor Hernández cuando estuvo parado frente a él esa misma tarde.
—En esta vida nadie está limpio, Castañeda —fue la contundente frase con la que contestó su jefe.
—Bueno, tal vez se podríamos decir que tiene un nombre falso —replicó Castañeda.
—Si serás pendejo. Eso no sirve. No sirve para nada.
Castañeda se ruborizó por lo estúpido de su propuesta. El jefe siempre tenía la razón. A veces hasta los más inteligentes se vuelven demasiado brutos.
El señor Hernández continuó:
—Sí está tan limpia como dices, hay que ensuciarla un poco, ¿no crees?
Castañeda asintió con un movimiento de cabeza.
—Vete a la conferencia de la senadora Consuelo a ver que sacas. De seguro irá para allá.
Castañeda dio media vuelta y enfilaba ya hacia la puerta cuando el señor Hernández lo detuvo categórico:
—Recuerda, Castañeda, en esta vida todos son sujetos peligrosos.

(Continuará)
 
Escucha www.radioamlo.org de lunes a viernes de 11 am a 1 pm. Programa de  cultura y política. También: www.laquintacolumna.com.mx  

   
     


   
   
© Todos los derechos inclusive los de autor recaen en los autores
   


Literator http://www.literator.de
Literatura contemporánea Sugerencias, comentarios...a:
http://literator.de contacto-literat@literator.de
   
  © 2004-2010 Literator.
Todos los derechos reservados. All rights reserved