Literator, literatura contemporánea
Novelas, prosa, cuentos, poemas, ensayos, libros,
artículos periódisticos, columnas, blogs, talleres de literatura

Escritor - Literato  
Gerardo Oviedo  
correo: ge-o@literator.de
 
 
A un año del fraude electoral
26 de junio del 2007
Columna de Gerardo Oviedo
El sonido y la furia
publicada en el periódico El Cambio
     
     
A UN AÑO DEL FRAUDE ELECTORAL    
     
     
a hombres y mujeres que intentan hacer de México un país mejor
a través de su lucha diaria desinteresada y pacífica
   
     
     

La Suprema Corte de Justicia de la Nación ha puesto en predicamento la poca credibilidad que había ganado al declarar inconstitucionales algunos artículos de la Ley Televisa salvaguardando la soberanía nacional en materia de telecomunicaciones. Hoy, en cambio, cuando más debería mantener el prestigio ganado como institución independiente del poder ejecutivo y legislativo, todo parece indicar que el Góber Precioso operó políticamente a su favor dentro de ella y, mientras se discute si es precioso o es feo, será exonerado de la forma más ruin que existe: Voto dividido para pago futuro de favores: ¿La reforma fiscal? ¿La cesión de territorio electoral para que el PAN arrase en Puebla en noviembre próximo cuando se realicen las elecciones locales? ¿No tocar a Mario Marín Torres significa no tocar a Ulises Ruiz, a Calderón? ¿El narcotráfico? ¿A cambio de qué se realiza su exoneración? Elucubraciones hay muchas que van y vienen, pero todas podrían ser destruidas si los ministros de la SCJN en verdad se condujeran con estricto apego a la justicia y ventilaran este caso con total transparencia, que en términos simples significa: Nunca más un Góber Precioso que violente el estado de derecho a su favor y el de sus allegados a cambio de un par de bellísimas botellas de coñac. ¡Pobre Puebla! ¡Sálvese quien pueda!
El próximo domingo en el zócalo de la ciudad de México se conmemorará el primer año del fraude electoral más grande en la historia del país y el triunfo del proyecto alternativo de nación encabezado por Andrés Manuel López Obrador, presidente legítimo de México. La convocatoria es extensa, incluyente y plural: Grupos sociales, sindicales, redes ciudadanas, frente amplio progresista, partidos políticos afines, organizaciones no gubernamentales, organismos defensores de los derechos humanos, Convención Nacional Democrática, hombres, mujeres, jóvenes, ancianos, ciudadanos y ciudadanas. Se recomienda no faltar. Y para los que no puedan asistir, todo será transmitido a través de www.radioamlo.org
 
TODA LA RABIA DEL MUNDO
"El intelectual portador de los valores eternos
 de la revolución se terminó."
 Jorge Semprún
PARTE 5
13.
Ya estamos en el estadio y pienso que el béisbol es un juego rudo. Todos le quieren pegar con un palo a una pelota manoseada. Alguna vez escuché que éste era el rey de los deportes a un comentarista que me supongo era impotente. Nada como pasarse de listo con algo tan indefenso como un pedazo de cuero. Pero la compasión no existe en el juego ni en el amor, ya que ambos son una guerra y la guerra siempre es no dejar nada en pie, el fair play es sólo un espejismo cuando jugamos a desollarnos vivos. El equipo de la ciudad iba a enfrentarse contra los Cangrejos del Pacífico. En teoría iba a ser un encuentro equilibrado, de poder a poder.  Cada uno de ellos armado hasta los dientes con sus trajes ajustados, sus cachuchas y un centenar de palos y pelotas. Los lanzadores preparaban sus misiles para derribar cualquier oportunidad que los bateadores conectaran un hit. Yo estaba en el palco junto con el Perlotas, el Barcelona y otras tres chicas que habían invitado y que ya nos estaban esperando justo antes de atravesar el pasillo VIP del estadio, según el Barcelona, para que saliéramos todos del caparazón y comenzáramos a mirar continentes nuevos, o en palabras del mismo Barcelona, gallinitas ponedoras: Te presento a Heidi, dijo el Barcelona antes de comenzar el juego. En tanto el Perlotas se hacía añicos en tratar de explicarle algo a una chica escurrida que lo miraba como si le entendiera algo. Se llama Francesca y es italiana, me dio un codazo el Barcelona al ver que yo la miraba.  Y la que viene para acá es un cuero, me señaló a una chava que llevaba una minifalda anaranjada, zapatillas doradas y que estaba acercándose a nosotros, ¿a poco no está de lujo? Yo seguí la línea de su talle hasta que mis ojos se posaron en el piercing que llevaba en su nariz. Entonces imaginé que también llevaría uno clavado en mitad de la lengua y uno en el ombligo. Y como la curiosidad siempre ha sido el habitáculo del desposeído, esperé a que pronunciara su nombre para comprobar si mi teoría era correcta y verle la lengua atravesada como los vampiros son atravesados por las estacas, pero ella sólo esbozó una sonrisa cuando el Barcelona comentó: Este wey es casi como mi hermano, así que aguas y trátalo bien. Pero ella no abre la boca. Sólo pasea su mirada entre el Barcelona y Heidi. Y lo primero que se me ocurre pronunciar es el camino más rápido para que me tomara como un estúpido: Parece que va a llover, digo. Pero para sorpresa mía ella vuelve a sonreír, pero no dice nada. Entonces dentro de mi catálogo de personas la clasifico como la chica sonrisas. Podré parecer superfluo en mi primera apreciación de la gente, incluso autoritario con mis juicios, pero hasta que ella no haga otra cosa, esa será mi interpretación. Heidi y el Barcelona se van hacia uno de los extremos del palco y se sientan en unas butacas de piel. El juego está por comenzar. Las nubes devuelven hacia la tierra una grisura que hacen que se sienta mucho más tarde de lo que es. ¿Y entonces te llamas Sonrisas?, le pregunto a la chica para intentar saber si tiene el piercing en la lengua. Ella asiente y vuelve a sonreír sin abrir la boca.

14.
¿Cual es la receta que uno busca para entablar un diálogo con las personas? Pareciera que uno habla y nadie escucha, ni siquiera el propio de la voz que habla. Y entonces es cuando uno se asusta y piensa que en verdad estamos más solos de lo que pensamos. La chica sonrisas se sienta entre Francesca y yo. El perlotas ha quedado relegado hasta la esquina, al igual que el Barcelona. Hace años habría dicho que me había tocado un lugar privilegiado en medio de dos mujeres jóvenes y bien armadas con sus cuerpos. Calibradas para el deseo. Pero cuando el juego comienza y el pitcher lanza su primera bola rápida, truena un relámpago y en cosa de segundos comienza a caer un aguacero terrible. A ver si le dices a tu jefe, grita burlonamente el Barcelona entre los relámpagos que truenan y las toneladas de agua que caen, que no chingue y que ya le ponga un techo al estadio. El Perlotas se intenta defender más con uñas que con palabras: Tu ma ca hi de puta, y las tres chicas echan una carcajada burlona. Burlona como cuando Sofía me conoció en el centro de la ciudad, al lado de unos granaderos que habían cerrado la calle porque venía una manifestación para reclamar por el aumento a las tortillas. ¿Y tú por qué estás aquí?, me preguntó con su grabadora a un palmo de mi nariz. No lo sé, vengo a comprar unas cosas al centro y me topé con este desmadre. Entonces Sofía apagó su grabadora y, entre los manifestantes y los granaderos, me dijo: Eres guapo, pero eres un imbécil. Y echó una carcajada burlona para luego dar media vuelta y perderse entre la bola de manifestantes y granaderos con su grabadora en la mano. Yo la seguí con la mirada. En ese momento mis conexiones neuronales sólo se habían fijado en la sonrisa de esa chava y sus ojos gatunos. Y yo con mi pinche lista del mandado en el bolsillo. ¡Yo no lo sabía!, grité para intentar disculparme como si el desconocimiento, la ignorancia, la indolencia fuera lo mejor para librarse de la culpa de estar en un lugar equivocado. ¿Y en qué trabajas?, la chica sonrisas abre la boca mientras sigue lloviendo en el estadio. Giro rápido la cabeza para intentar ver su lengua, pero es demasiado tarde. Sus fauces se han vuelto a cerrar, entonces pienso, ¿por qué todos deben conjeturar que uno debe trabajar en algo? ¿La adultez en este mundo debe significar vida laboral? Soy empresario, le miento a la chica sonrisas. Ella entreabre un poco la boca, así que continúo: Mi empresa fabrica alas. Alas para todo tipo de vehículo volador, ya sabes, aviones, aeroplanos, palomas, ángeles, moscas, mosquitos. La chica sonrisas ha quedado pasmada. Entonces me asomo a su boca y veo que, efectivamente, un pequeño piercing está clavado a la mitad de su lengua. He dado en el clavo. Así que regreso a mi plática con ella: Pero ahora estoy en quiebra y no me importa si me muero de hambre. La chica cierra de golpe su mandíbula y me pregunta como cuando alguien dispara una pistola a quemarropa: ¿Entonces ya no eres rico? Y puedo notar, mientras sigue cayendo la lluvia, como el brillo azulado de sus ojos se va apagando en la misma proporción en que el cielo chisporrotea.

15.
La riqueza es el arte de exhibir lo que se tiene de dos maneras: 1) Con toda la brutalidad del mundo para que los de junto, los de enfrente, los de atrás y los de abajo se enteren que se posee un mercedes, un armani y un penthouse en Nueva York. Decir, por ejemplo, que todos los días uno ve las noticias por CNN antes de ir al gym ubicado en el monte olimpo para luego pasar a una playa privada y terminar de cenar en algún restaurante exclusivo en alguna ciudad de primer mundo, ó 2) con desprecio hacia lo que se tiene (el mismo mercedes, el armani y el penthouse en Nueva York) y, en esa burla, ufanarse que uno no necesita nada sabiendo que se tiene todo. Y, para ser honestos, esta es la más peligrosa de todas las exhibiciones de poder y riqueza porque es hipócrita. Entonces es ahí cuando surge la manzana de la discordia. La venganza para quien no tienen nada y que es desquitarse de lo que le ha pasado con las personas más cercanas: No es cierto, le digo a la chica ex sonrisa, estoy bromeando. No soy pobre. Pero en realidad no me importa la riqueza. ¡En verdad! Es más, quiero vender un penthouse que tengo en Central Park en unos tres millones de dólares y donar todo eso a alguna institución de caridad, ¿conoces Nueva York? ¿Verdad? La chica vuelve a sonreír, pero esta vez se nota nerviosa. ¿Tres millones de dólares? ¿Donarlo?, pregunta con los ojos hechos un plato. Yo repito mi pregunta sin hacerle caso: ¿Conoces Nueva York, verdad...? Se hace una pausa incómoda mientras yo disfruto ver como cae la lluvia allá afuera y se moja la gente. Bueno, de conocer New York... no, pero he visto muchas fotos por internet. Además vi esa película donde destruyen la ciudad. ¿La de Fahrenheit 9/11, de Michael Moore? la interrumpo cuando creo vislumbrar algo interesante, pero parece que ella se queda de a seis. Y antes que caiga otro rayo la chica sonrisas suelta de pronto: No, la película que te digo es la de los extraterrestres que lanzan rayos azules y acaban hasta con la casa blanca, ya te acordaste... esa donde sale Güil Esmit? Con su respuesta me desconecta dos o tres cables del cerebro y comienza a patinarme el coco: Ta ma... ches mjs ojéis ke me dblan. Pero no ha terminado, el Barcelona ya ha adelantado las cervezas que iba a tomar en el bar y exclama: ¡Puto ampayer, a ver si dejas de jugar, pendejo y reinicias el juego que no llueve mucho, pendejo! Ahí es cuando la chica sonrisas echa una carcajada al tiempo que voltea a verme: No creo que vayas a malgastar 3 millones de dólares en una tontería tan grande como esa. En ese momento me veo parado muchos años antes mirando hacia donde Sofía se ha perdido entre los manifestantes y los granaderos y, sin saber por qué, me lanzo tras ella, armado sólo con mi lista del mandado bajo el brazo, al fondo de ese abismo de cascos, toletes y gritos.

(Continuará el próximo miércoles)

De Lunes a Viernes: “El arte científico de la política”. No te lo pierdas: 11 a. m. a 1 p. m. www.radioamlo.org Además se cubrirán todos los eventos desde el jueves 28 hasta el 2 de julio en el zócalo del Distrito Federal en esta conmemoración a un año del fraude electoral. Ahí nos vemos.  

   
     
     


   
   
© Todos los derechos inclusive los de autor recaen en los autores
   


Literator http://www.literator.de
Literatura contemporánea Sugerencias, comentarios...a:
http://literator.de contacto-literat@literator.de
   
  © 2004-2010 Literator.
Todos los derechos reservados. All rights reserved